miércoles, 3 de abril de 2013

Empezando el miércoles.

Autor de la imagen: Paul Mccoubrie

          Ya falta poco para que amanezca. El ruido de la lluvia cayendo sobre las planchas que techan el patio se mezcla con el borboteo en la cocina del primer café del día, oloroso , caliente, con esa espuma marrón que lo corona cuando está recién hecho. Me pregunto si es verdad que el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios, qué clase de Dios demente y egocéntrico fue capaz de crearlo. La lluvia sigue cayendo, mansa, sobre mi patio. El café va calentando mi cuerpo, se lleva con su aroma los últimos restos de una noche de sueños y dudas, y me ayuda a despertar. Comienza este miércoles.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Siempre que le leo me sorprende cómo logra usted hacer poesía de las cosas más cotidianas. Tiene la virtud de emocionarme Chamali. Ya estoy esperando su siguiente historia!
Carmen, Las Palmas.

Séfora Malián dijo...

Me ha gustado como combina la sencillez de las cosas de cada día con esa sensibilidad tan...especial.
Me ha gustado mucho!

Jorge Muzam dijo...

Lluvia, café y poesía (mezclado resulta filosofía)

Un abrazo querido amigo.

Jesús Chamali dijo...

Muchas gracias Muzam. Tú siempre tan amable y detallista.
Carmen, Séfora, gracias por sus palabras. Son un continuo estímulo para mi.

Anónimo dijo...

Es verdad. Si somos iguales a Dios, vaya Dios más loco para querer hacer a unos seres tan mezquinos como somos los humanos.
Geniales sus palabras, Chamali.
Paco.