lunes, 16 de marzo de 2015

Hoy.


          Hoy no voy a hacer nada. Lo tengo decidido. 
       Me dedicaré a haraganear. Dejaré en la mesa los libros que estoy leyendo, cerraré la libreta de mis relatos, guardaré el lápiz y abriré la ventana de par en par.
        Hoy no saldré. Pero dejaré que entren en casa el sol y el aire, los ruidos de mi barrio y esa mosca cojonera, que siempre viene de visita.
          Hoy no haré nada. Sólo viviré. 
          No sé si podré con tamaña tarea.

No hay comentarios: