sábado, 11 de abril de 2015

Boleros.


                Los sábados por la noche volvía a poner su viejo cd de boleros. Era lo único que ella le dejó cuando se fue. Bueno, eso y el corazón destrozado. No quería olvidarla y escuchar una y otra vez la música que bailaban juntos hacía que esa herida no cicatrizara y el recuerdo se mantuviera vivo gracias al dolor. Siempre creyó que envejecerían juntos. Ahora sabía que, al menos él, lo haría en soledad, acompañado sólo por la música de su cd y bailando con la sombra de su recuerdo mientras Gloria Estefan cantaba con su voz melosa:

  "Sé que aún me queda una oportunidad.
   Sé que aún no es tarde para recapacitar.
   Sé que nuestro amor es verdadero
   y con los años que me quedan por vivir
   demostraré cuánto te quiero"
        

No hay comentarios: