jueves, 16 de abril de 2015

La búsqueda.



           Se quedaba mirando a las personas con las que se cruzaba. Trataba de descubrir en sus gestos y en las arrugas de sus rostros a los niños que fueron. En sus ojos se escondían los recuerdos de las meriendas a la vuelta del cole, de jícaras de chocolate embutidas en pan caliente, de partidos de fútbol-chapa, de competiciones de trompo, del sabor salado y excitante del mar en la piel mojada cuando la besas por vez primera. Veía a niños vivos encerrados en cuerpos muertos. En realidad buscaba en los demás algún rastro que lo llevara a reencontrarse con aquel niño tranquilo y pensativo que un día fue.

No hay comentarios: