sábado, 2 de mayo de 2015

La delgada línea


Óleo de Francesc Xavier Clúa Català

              A veces no sabía cuál era la verdad. Dudaba si, en realidad, lo único que seguía vivo en ella era la memoria de un pasado que pudo o no ser como lo recordaba.  Si todo eso que estaba viviendo no habría ocurrido mucho antes, si estas líneas que escribía en su tablet no fueron escritas ya en el pasado y eran solo como la luz de alguna estrella lejana, capaz de iluminar el presente aunque en realidad hiciera siglos que se hubiera apagado. A veces ni sabía ni quería distinguir esa delgada línea que, decían, separa cordura y locura y se sentía tan cansada que solo quería cerrar los ojos y dejar de pensar.