lunes, 18 de mayo de 2015

Vida sana.


            Seguía todos los consejos para vivir más sano. No fumaba, apenas bebía alcohol, ingería dos litros de agua cada día, nunca había consumido drogas, andaba una hora todas las tardes, dormía otras ocho, añadía cinco piezas de fruta o verdura a su dieta, evitaba las grasas y hacía sudokus para mantener la mente activa. El forense comentó con sorna que era el cadáver más sano al que nunca había hecho una autopsia. Tal vez hubiera debido mirar a ambos lados antes de cruzar la calle.

No hay comentarios: