domingo, 14 de junio de 2015

Amigos de facebook.


                     Se había creado una identidad falsa en las redes sociales para poder conversar consigo misma. A veces le llegaban solicitudes de amistad a su perfil real, pero jamás las aceptaba. Sin embargo, en su identidad alternativa era la persona más popular de su entorno. Tenía casi 5000 amigos y cada día aceptaba decenas de solicitudes, pero en su perfil real apenas tenía media docena de enlazados y sólo compartía cosas de su alter ego. Sus amigas empezaron a cuchichear a su espalda comentando esa amistad tan especial que tenían y hasta ella acabó convencida de que Ramón, su creación virtual, era real. Tanto, que acabó enamorada de él y ya no solo chateaba consigo misma sino que dejó de salir con otras personas. Hoy llegó profundamente deprimida al trabajo. Había roto con Ramón, admitió ante la insistencia de sus amigas por saber qué le ocurría. Al parecer, este se había puesto celoso de una nueva amistad que ahora tenía, Mario, y le dijo que tenía que elegir entre uno u otro, y eligió a Mario. Ramón estaba bien, pero Mario era tan perfecto, que estaba segura de que jamás podría inventarse otro amigo virtual tan completo y compatible como él. Claro que eso no se lo podía confesar ni a sus amigas ni a Ramón. A nadie le interesaba su vida privada. 

No hay comentarios: