jueves, 17 de septiembre de 2015

Flor de jara.


                                Dentro de cada carta de amor que escribe pone una flor de jara. Sus amantes no comprenden su significado pero todas se quedan prendadas de la flor y de ese aroma sutil que perfuma la carta. Dicen que nunca han conocido a nadie tan detallista, tan romántico como él. Ninguna se para a pensar que lo extraordinario de la flor de la jara estriba precisamente en que su esplendor dura solo un día y que, a la mañana siguiente, es otra la que la sustituye dejando el árbol igual de vistoso, igual de lleno de las mismas flores blancas y olorosas. Ninguna entendió jamás que, para él, esa flor, solo significa la brevedad de su amor. 

No hay comentarios: